Sonata I para guitarra de Eduardo López-Chavarri Marco desde el boceto en piano: Elaboración del material musical para el instrumento original.

Pulsa en la imagen para poder leer el trabajo en línea

Captura de pantalla 2021-10-05 a las 14.21.39.png

      Como veremos, la transición del siglo XIX al XX se torna fundamental para la renovación del arte y la revolución de sus ideas ante una nueva concepción del mismo en oposición a las guerras, el abuso del poder y un presente lleno de cambios tecnológicos y sociales. En medio de esta marabunta de cambios surgen dos ideales que se unen y conforman el arte del siglo XX. Por un lado, las vanguardias y los llamados “ismos” que traen una brisa de renovación y nuevas perspectivas ante la creación. Por otro lado, la necesidad de recuperación de la identidad de los pueblos que conduce a los artistas de todos los ámbitos, buscar en las raíces más profundas de la cultura de su tierra: el folklore. En mitad de la vorágine de cambios, Eduardo López-Chavarri Marco compuso una obra importante para el mundo de la guitarra que desafortunadamente quedó sepultada entre el resto de la literatura para guitarra, así como la obra de su autor.

El maestro Carles Trepat publicó en 2013 en su canal de YouTube la primera grabación de la que se tiene constancia de la Sonata I de López- Chavarri. Tras una búsqueda de fuentes multimedia y tras confirmarlo poniéndonos en contacto con el propio Trepat, llegamos a la conclusión de que esta grabación es la segunda referencia que existe sobre esta Sonata. Para la anterior tenemos que remontarnos a la Carta que Miguel Llobet escribe a Manuel de Falla el 13 de febrero de 1923, en la que el maestro catalán le dice al gaditano «López Chavarri de Valencia, acaba de escribirme hace dos días diciéndome que ha escrito algo para mí».

Tras descubrir la grabación, y llegando a la conclusión de que no existía en referencia a esta sonata nada más que una carta de Miguel Llobet a Manuel de Falla del año 1923 y los manuscritos del autor del boceto en piano de la misma, nos encontramos ante la necesidad de aportar la primera edición crítica de esta sonata que probablemente sea la primera sonata escrita para guitarra por un compositor español en el siglo XX.